Derecho

¿ES VÁLIDO UN CONTRATO FIRMADO EN UNA SERVILLETA?

La respuesta, simple y llanamente, es sí. Los contratos formulados en una servilleta son válidos y vinculantes. A decir verdad, los contratos los podemos redactar en una servilleta o en un post-it; de hecho, podemos realizarlos incluso de forma verbal.

Aunque esta afirmación trae consigo otra pregunta, “¿Los contratos han de cumplir algún requisito?”. La respuesta ha de ser igualmente afirmativa. Pese a poder formalizar los contratos de cualquier modo imaginable, para que un contrato sea válido, ha de cumplir ciertos condicionantes.

Más que de requisitos, hablamos de elementos o condiciones esenciales del contrato, ya que sin uno de éstos, el contrato sería nulo: Dichos elementos son consentimiento, objeto y causa.

El artículo 1.278 del Código Civil establece lo siguiente:

“Los contratos serán obligatorios, cualquiera que sea la forma en que se hayan celebrado, siempre que en ellos concurran las condiciones esenciales para su validez”

El consentimiento ha de ser dado siempre por una persona con capacidad suficiente para contratar. Es decir, no podrán otorgar un consentimiento válido aquellas personas que tengan su capacidad de obrar limitada o modificada. Por ejemplo, los menores de edad.

En lo relativo al consentimiento, éste tiene que ser libre, es decir, no puede darse por dolo, violencia, error o intimidación.

Respecto al objeto, el mismo ha de consistir en hacer o dejar de hacer algo, dar o prestar algo o realizar algún servicio. Sobra decir que estos supuestos nunca podrán ser contrarios a la Ley, a la moral o al orden público.

El último de los requisitos es la causa, la cual explica la razón por la cual se formaliza algo; es decir, la causa es el motivo práctico por el cual las partes celebran un determinado acuerdo. La causa de comprar el pan, es el intercambio de una cosa -pan- por dinero.

En resumen, todos los contratos serán válidos sea cual sea la forma de realizarlos siempre y cuando cumplan los requisitos mencionados. Pero desde Muñoz de la Peña Abogados, C.B., recomendamos que los contratos se otorguen siempre en soporte físico, y bajo un adecuado asesoramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *